sábado

Goyo Peralta

Hacía muchos años que no lo veía y eso aumentaba en mí el interés por encontrarlo y hablar de tantas cosas casi perdidas en el tiempo. Tenía entonces 62 años, cumplidos el 8 de mayo (la nota fue en agosto del 97).
La entrevista duró casi toda una mañana y parte de la tardecita. No haré sobre ella ningún comentario porque, al leerla, siento que escribí todo lo que sentí en aquel momento, sin quedarme con nada.
De la misma manera, debo admitir la frustración de no haber podido sacarle nada sobre quien fue su gran rival en la Argentina, Oscar Bonavena.

(...) Yo nací en un hogar muy pobre allá, en San Juan. Mi papá era policía; no quería que hiciéramos otro deporte que no fuera el boxeo. Vivíamos en un callejón sin salida que se llamaba Alaniz. Yo nací el 8 de mayo de 1935, éramos dieciséis hermanos y ahora quedamos diez. Cuatro fuimos boxeadores: Avenamar, Néstor, Abel y yo. Allá, en San Juan, viví mi primera alegría cuando tuvimos el primer colchón, el primer pan dulce, las primeras zapatillas, gracias a Evita. A la señora no la conocí, pero a Perón lo traté mucho. Cuando llegué por primera vez a Madrid y lo llamé por teléfono, me dijo: "Hijo, véngase...". Y siempre me llamaba así, "Hijo"... Yo soy argentino y peronista. López Rega y la señora Isabel nunca me quisieron mucho, creo. Cuando vino el terremoto, allá en San Juan, el 15 de enero de 1944, nos quedamos sin nada, tuvimos que salir a vender diarios, a lustrar zapatos... así que cuando nos mandaron colchones y juguetes, pude ser feliz.
-Pensar que justamente a raíz del terremoto de San Juan que hubo un festival benéfico y que Evita conoció a Perón en el Luna Park, escenario de tus grandes peleas...
-Sí, a la Señora no la conocí. Evita era una cosa; Isabel, otra muy distinta... el General... Cuando peleé con Urtain -que era campeón español, todo un ídolo- me ofrecieron plata para que me tirara, para que perdiera, y el General me pedía: "No arriesgue, hijo, no arriesgue, es peligroso". Pero yo igual peleé y le gané, le gané por el General, proque cuando vino el terremoto perdimos todo, se abrieron canales en las calles y el General nos mandó frazadas, abrigos, todo... Yo tenía una bata celeste y blanca que decía "Argentino y peronista", pero ya no la tengo, no me quedan recuerdos ni guantes, ni nada, salvo algunos recortes de revistas. Yo tuve 45 hectáreas en Tapalqué, tenía una casa en Merlo. La de Tapalqué era una finca, pero no pagué los impuestos durante muchos años porque me quedé en Madrid: estuve viviendo quince años, no pagué los impuestos y perdí los campos...

(...) Goyo Peralta murió en Rosario de Santa Fe el miércoles 3 de octubre de 2001, a las 21 horas, en el Hospital Italiano, como consecuencia de una miocardiopatía. Entre 1958 y 1973 efectuó 112 peleas como profesional. Cuando se retiró, a los 38 años, no sólo había sido campeón argentino y sudamericano pesado, sino que fue el primer boxeador que le aguantó de pie 10 rounds a George Foreman (1970). Hizo 8 rounds de exhibición con Muhammad Alí (1972) y en total ganó 33 peleas por puntos, 61 por KO, empató 9 y perdió 9.


(...) Quedará en la historia que nunca más el Luna Park concitó tanto público en una función de boxeo: 25.236 espectadores. Se recaudaron 13.194.208,80 pesos. Goyo tenía 30 años y pesó 84,400 kilos; bonavena (quien cumpliría 23 años el 25 de ese mes, septiembre) 92,500 kilos. El encuentro -efectuado el 4 de septiembre de 1965- fue el número 40 de la temporada del Luna Park. Peralta -47 ganadas, 5 perdidas, 5 empates- cayó en el quinto round. El referí fue Víctor Avendaño. Bonavena subió con 15 victorias y 1 derrota. Según nuestros cálculos, la recaudación fue de 60.000 dólares. Peralta, como campeón, se llevó el 30% de la recaudación, o sea 3.852.566 pesos. Con esa plata, según un aviso encontrado en un diario de esos días, se podría haber comprado una casa en Ugarteche y Las Heras de 267 metros cuadrados incluyendo garaje. Cinco mil persona quedaron afuera y no hubo televisión.
Ganó Bonavena, por puntos, y se consagró el 10° campéon de la historia del boxeo argentino.
Tras la pelea, Goyo dejó el boxeo por un tiempo y se fue a España

Boxeo. Las mejores entrevistas de Carlos Irusta en El Gráfico. Escrito por Carlos Irusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sea prudente, maneje las letras con cuidado.